¿Quiéres entrar gratis? Llámanos o manda un WhatsApp al +34697485000

La fuente de alcohol gratis en Barcelona

Imagina que en una ciudad como Barcelona les diera por poner una fuente pública que en vez de brotar chorros de agua, fuera de cerveza. Más aún si se hiciera en alguna tan emblemática como la Fuente de Canaletas. Las celebraciones del Barça se realizarían por todo lo alto, de eso no cabría duda alguna.

La fuente de alcohol gratis en Barcelona

Por suerte o por desgracia, en Barcelona no se ha pensado en una idea así, pero si en Eslovenia, en concreto en la ciudad de Zalec. El motivo de esta campaña y de la creación de una fuente pública de cerveza en dicha ciudad tiene el objetivo de atraer a los turistas a la zona. Este proyecto, ha podido ser llevado a cabo debido a la abundancia de plantaciones de lúpulo que rodean a la ciudad, por lo que la mejor forma de sacarle provecho a la excedencia sobrante es a través de la realización de una fuente pública que suministre cerveza gratis.

Lo que sí se sabe es que el Ayuntamiento cargará con la mitad de los costes, y el otro 50% irá a cargo de las aportaciones voluntarias y asociaciones comerciales por tal de preservar y mantener la fuente pública de cerveza. El objetivo es el de plantar una fuente en medio de la ciudad y que de sus caños salgan diferentes variedades de cerveza locales, algo que el sediento turista podrá consumir previo pago por 6 euros al comprar una jarra conmemorativa que podrá rellenar hasta tres veces hasta los bordes y luego, llevársela a casa tan tranquilamente.

El principal motivo por el cual al principio se pretende cobrar, es para que el servicio sea sostenible y el lugar no se convierta en un punto de borracheras múltiples, existiendo un respeto por la fuente para que nadie se salte a la torera las normas que hay y no acabe con alguno poniendo la boca debajo del chorro para beber cerveza como si no hubiera un mañana.

Por lo que nos encontramos que en principio no es una fuente “tan pública” como parece, ya que la idea del diseño es la de hacer un especie de rosco con distintas mini fuentes a su alrededor y un maestro de ceremonias en el medio que podrá controlar tanto la presión de los barriles, como que nadie se extralimite en hacer algo inadecuado.

Aún así, admitamos que en Barcelona algo así triunfaría. Más aún cuando se celebran cosas importantes. En todo caso, tendremos que seguir conformándonos con que nuestra ciudad tiene grandes cosas que hacen que haya un buen número de turistas que cada año hacen que la ciudad condal sea una de las más visitadas en el mundo. Por su arte, su gastronomía, su clima o sus fiestas con las mejores discotecas.

Fuente: BBC