¿Quiéres entrar gratis? Llámanos o manda un WhatsApp al +34 697 485 000

Un británico despierta en Barcelona tras una noche de borrachera en Reino Unido

Si pensabas que lo habías visto todo con películas como “Resacón en Las vegas” o “Project X”, debemos decirte que en esta ocasión, la realidad supera a toda ficción, siendo en este caso protagonista Alex Caviel, un joven al que la fiesta se le acabó yendo de las manos.

Un británico despierta en Barcelona tras una noche de borrachera en Reino Unido

Caviel, decidió salir a tomar algo con sus amigos por Chelmsford (Reino Unido), haciendo lo típico que es beber, emborracharse y acabar dándolo todo el resto de lo que quede de la noche. La cosa cambia, cuando el propio Caviel relata que en un momento determinado de la noche se quedó solo y que no recuerda con exactitud como acabó despertando en un vuelo que estaba yendo hacía Barcelona.

Al parecer el joven aterrizó en la capital con lo puesto y aprovechando el viaje inesperado, decidió que ya que estaba en la ciudad condal, hacer una visita turística por la ciudad visitando los lugares más emblemáticos de Barcelona. En todo caso, detalló que sus primeros planes iniciales serían los de comprar comida, ropa y alojamiento para poder pasar la estancia.

britanico despierta

Visto el asunto, la cosa cundió ya que llegó a gastarse más de mil euros en en Barcelona en donde se acabó hospedando en diversos hoteles de lujo disfrutando de la zona VIP y acudiendo a algunos clubs nocturnos de la ciudad. Una atípica noche de las que se quedan en el recuerdo para poder contar a tus nietos cuando pasen los años.

En todo caso, se especula que quizás no haya sido tan “improvisado” como quizás haya parecido y que todo haya sido por la mera idea de querer cobrar protagonismo y relatar una aventura llamativa. En todo caso, no sería la primera vez que nos encontramos con el caso de personas que cogen una cogorza buena y acaban al día siguiente en un lugar remoto y desconocido del cual no recuerdan como haber llegado, siendo toda una aventura el tema.

En todo caso, la aventura, en caso de ser cierta, hace que nos pensemos dos veces donde están nuestros límites o si verdaderamente no los tenemos y somos capaces de hacer cualquier cosa sin acabar recordándolo.